Entrega de reconocimientos Espacio 100% libre de humo de tabaco

El pasado jueves 3 de octubre, en el Salón Zarco del Palacio de Gobierno de la Ciudad de México se realizó la ceremonia de entrega de 22 Reconocimientos a Espacios Libres de Humo de Tabaco.

Espacio 100% libre de humo de tabaco

Una de las maneras de proteger a la población de las consecuencias por la exposición al humo de tabaco es estableciendo “Espacios 100% Libres de Humo de Tabaco”.

México fue el primer país de América Latina en ratificar el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el control de tabaco en 2004, el cual establece en su artículo 8 la protección contra la exposición al humo de tabaco

El pasado jueves 3 de octubre, en el Salón Zarco del Palacio de Gobierno de la Ciudad de México se realizó la ceremonia de entrega de 22 Reconocimientos a Espacios Libres de Humo de Tabaco.

Con la presencia de la Dra. Oliva López Arellano, Secretaria de Salud de la Ciudad de México; Act. Fernando Hernández Palacios Mirón, Director General del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en la Ciudad de México (IAPA); Lic. Francisco Javier Flores Luna, Director de Prototipos de Atención e Inclusión Comunitaria del IAPA, y el Maestro Juan Arturo Sabines Torres, Director de la Oficina Nacional para el Control del Tabaco de la CONADIC.

En la ceremonia se hizo mención a que el consumo de tabaco es la principal conducta de riesgo asociada a las muertes por cáncer. De acuerdo con la OMS, cada seis segundos muere en el mundo una persona a causa del consumo de tabaco. La mitad de los fumadores actuales podría morir por una enfermedad derivada del consumo de tabaco. Siete millones de personas mueren en el mundo cada año, de las cuales 900 mil corresponden a no fumadores, pero que convivían con fumadores activos.

 


El humo de tabaco contiene miles de productos químicos, de los cuales al menos 250 se sabe que son tóxicos o cancerígenos. En México, 5,659 personas mueren al año por enfermedades atribuibles al humo de tabaco ajeno.

Instituciones de salud, de educación y de la iniciativa privada fueron acreedoras a este reconocimiento que las compromete a vigilar que en sus instalaciones todos deben observar las disposiciones de no fumar.